Receta de Musaka gratinada

Receta de Musaka gratinada

Hoy os traemos una de las recetas más famosas de la cocina griega. Aunque tenga ciertas similitudes con la lasaña italiana en cuanto a su manera de presentarla, es una elaboración totalmente distinta. La musaka gratinada está elaborada con berenjena, que será el elemento que haga de estructura entre las diferentes capas.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 2 berenjenas
  • 2 calabacines
  • 1 patata
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Para el relleno
  • 400gr de carne picada de ternera
  • 1/2 cebolla
  • 120ml de vino blanco
  • 200gr Tomate natural triturado
  • 1/2 canela en rama

Para la bechamel
  • 500ml de leche
  • 35gr de harina
  • 35gr de mantequilla
  • nuez moscada

Preparación:

(Consejo Previo)

Prepara las berenjenas cortándolas en rodajas de medio centímetro aprox. y cubriéndolas de sal gruesa. Colócalas sobre un colador y las déjalas escurrir una media hora para quitarles el amargor. Después límpialas con papel de cocina y resérvalas

Paso 1:

Pela y corta en rodajas finas la patata y el calabacín y fríelo junto con la berenjena en abundante aceite a una temperatura no muy elevada, ya que buscamos una textura suave. Retira el exceso de aceite al sacarlas.

Paso 2:

Prepara la boloñesa sofriendo la cebolla picada en dados muy finos y añadiéndole posteriormente la carne picada. Cuando la carne esté bien hecha, vierte un poco de vino blanco y deja que se consuma. Por último, añádele tomate frito e integra todo bien, salpimentando y añadiéndole también la rama de canela. Deja que se cocine a fuego lento media hora aproximadamente. Después quita la rama de canela y reserva.

Paso 3:

Para preparar la bechamel. Pon en una cazuela la mantequilla hasta que se derrita, y después añade la harina. Deja que se cocine y remueve constantemente hasta que este tenga un tono ligeramente dorado. En este momento empezamos a añadir la leche calentada previamente poco a poco, sin parar de remover hasta que esté todo integrado y sin grumos, con una textura no muy espesa. Echa sal, pimienta y nuez moscada.

Paso 4:

Para montar nuestra musaka, en una fuente de horno coloca la patata en el fondo. Añádele encima la mezcla de la boloñesa y pon sobre ella la primera capa de berenjena y calabacín y repite el proceso hasta acabar con esta capa como último elemento. Vierte la bechamel encima y pon sobre ella el queso rallado. Gratínalo al horno, previamente precalentado a 180°C durante 45 minutos.