Champiñones rellenos de mozzarella, tomates secos y bechamel

Champiñones rellenos de mozzarella, tomates secos y bechamel

Os sugerimos una deliciosa receta con mozzarella, un queso muy especial para la pasta. Los champiñones grandes y planos son los más adecuados para rellenarlos con bechamel, tomate y queso.

Ingredientes:

  • Champiñones grandes: 16.
  • Tomate secos: 4.
  • Mozzarella: una bola.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 2 vasos de leche (1/2 l)
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • sal

Preparación:

Encendemos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear.

Preparamos la bechamel ponemos en una cazuela a fuego suave una cucharada de mantequilla. Cuando esté derretida agregamos  la harina, y mezclamos bien sin que se queme hasta que quede perfectamente integrada toda la harina con el aceite.

A continuación añadimos la mitad de la cantidad de la leche poco a poco,  preferiblemente que este fría, removemos sin parar con una cuchara de madera, hasta conseguir una crema homogénea.

Vierte el resto de la leche en 2 veces, sin dejar de remover. Echa sal a tu gusto y cocina la salsa a fuego suave durante 10-15 minutos. Cuanto más tiempo la cocines, más suave y rica quedará. Apartamos.

Una vez tenemos lista la bechamel procedemos a limpiar los champiñones y separamos el pie del sombrero. Colocamos los sombreros en la bandeja del horno con el agujero que vamos a rellenar hacia arriba. Los salamos y ponemos un poco de aceite de oliva y los horneamos durante 15 minutos.

Mientras se cocinan, preparamos el relleno. Picamos los pies de los champiñones y los cocinamos en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Secamos los tomates secos en papel de cocina y los picamos. Mezclamos el tomate con los pies de los champiñones y añadimos la mozzarella desmenuzada, seguidamente añadimos la bechamel, mezclamos bien y retiramos.

Cuando los champiñones hayan terminado de hornearse, sacamos la bandeja del horno y los rellenamos ayudándonos con una cucharilla.

Los metemos de nuevo al horno y cocinamos durante 10 minutos más.