Pastel de zanahoria con glaseado de crema de queso

Pastel de zanahoria con glaseado de crema de queso

En pocos días llega San Valentín, y seguro que más de uno está pensando en sorprender a su pareja con un menú suculento o un postre que termine de enamorarle. Nosotros te damos ideas con este pastel de zanahoria con glaseado de crema de queso. Una elaboración que seguro disfrutaréis.

Ingredientes:

  • 1 taza y media de azúcar granulada
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 3 huevos
  • 2 tazas de harina de uso común
  • 2 cucharadas pequeñas de canela en polvo
  • 1 cucharada pequeña de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada pequeña de levadura
  • Esencia de vainilla
  • 1/2 cucharadita pequeña de sal
  • 5 zanahorias medianas
  • Un puñado Nueces picadas

Para la crema:

  • Un paquete de queso crema (250gr aprox.)
  • 1/4 de taza de mantequilla
  • 2-3 cucharadas pequeñas de leche
  • Esencia de vainilla
  • 4 tazas de azúcar glaseado.

Elaboración:

Antes de empezar la elaboración, precalentamos el horno a unos 180ºC. Engrasamos el molde con aceite o mantequilla. Puedes utilizar un molde de unos 30-40 cm de diámetro.

En un bol mezclamos el azúcar granulada, los huevos y el aceite. Una vez mezclada, añadimos la harina poco a poco, tamizándola con un colador para evitar grumos. Incorporamos la canela, el bicarbonato y la levadura. Esto le dará volumen al pastel una vez horneado. También añade un poco de esencia de vainilla y sal.

Pela las zanahorias y trocéalas muy fino. Incorpórala a la mezcla junto con las nueces trituradas.

Vertemos la mezcla en el recipiente y horneamos aproximadamente durante 40-45min. Para comprobar si está horneado, atraviésalo con un palillo. Este tiene que salir limpio. Deja enfriar el pastel a temperatura ambiente.

Elaboración de la cobertura:

Batimos el queso crema con la mantequilla, la leche y la vainilla. Cuando la mezcla esté homogénea, incorpora poco a poco el azúcar glaseada. Una vez tengamos una mezcla homogénea y extensible, cubrimos el pastel con ella.

Para finalizar, puedes decorar la tarta con motivos de San Valentín, como un corazón con cacao en polvo. Puedes también reservar unas pocas nueces para decorar por encima, etc.

Solo te queda dejar enfriar en el refrigerador, y ya la tendrás lista para comer.