Muffins salados de calabacín y queso

muffins salados con calabacín y queso

Muffins salados de calabacín y queso

Los muffins salados con calabacín y queso son ideales para multitud de situaciones: desayunos, brunch, merienda o para un evento festivo. Puedes hacerlos de la verdura que más te guste (nosotros hemos optado por el calabacín) pero el sabor es, sin duda, espectacular. Hoy te enseñamos a prepararlos. ¡Es muy fácil!

Ingredientes:

  • 1-2 calabacines
  • 200 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 3 huevos
  • 100 gr. de queso rallado
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 150 ml. de leche
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Comenzamos por lavar bien los calabacines y los rallamos. Utilizamos un poco de papel de cocina para quitarles el exceso de agua.

La mezcla principal la vamos a realizar batiendo los huevos y posteriormente mezclándolo con la leche y el aceite. A continuación salpimentamos a nuestro gusto. Si quieres hacer un poco más sana la mezcla, puedes realizarla con 1 yema y dos claras. (las claras es la parte del huevo que más proteína contiene)

La otra parte de la mezcla la vamos a realizar mezclando la harina con la sal y nuestro queso rallado preferido. Cuando la tengamos preparada, la añadimos a la otra mitad de la mezcla. La batimos bien hasta que esta quede de una textura homogénea. Por último, añadimos los calabacines rallados. Finalizamos la mezcla.

Con el horno precalentado a unos 180ºC, vamos preparando los moldes de muffins donde vamos a preparar la receta. Con un poco de aceite, engrasamos el molde e introducimos unas 2/3 partes de la mezcla. Estarán horneándose aproximadamente unos 25 minutos. Cuando hayan cogido volumen y estén dorados, será el momento de retirarlos. Antes de desmoldar, deja que se templen durante unos 10 min.