La mozarella y la burrata: dos quesos parecidos pero con sutiles diferencias

La mozarella y la burrata: dos quesos parecidos pero con sutiles diferencias

La mozarella y la burrata son dos de los quesos italianos más conocidos y también son confundidos en muchas ocasiones. Por ello en este artículo queremos hablarte de las diferencias existentes entre ambos tipos de queso.

Semejanzas entre mozarella y burrata

Que haya tantas confusiones entre estos dos tipos de quesos se debe a que la elaboración de ambos casos es muy similar. Tanto la mozarella como la burrata se fabrican a partir de leche de búfala o de vaca y son quesos frescos.

Además, la técnica usada para su elaboración, la técnica de la pasta hilada, es la misma en ambos casos. Esta técnica consiste en sumergir la cuajada obtenida de la leche en agua a 90 grados. De este modo se consigue una masa de gran elasticidad que se trabaja con las manos.

Ahora que te hemos contado las similitudes entre ambos quesos pasamos a hablarte de las diferencias.

Diferencias entre la burrata y la mozarella

A pesar de ser dos quesos parecidos, la burrata y la mozarella proceden de dos lugares distintos. La burrata se fabrica principalmente en la región de Apulia mientras que la mozarella es típica de la región de Campania.

Por otra parte, la burrata tiene una textura más cremosa debido a que se rellena con crema de leche. A esta crema de leche se le conoce en Italia como “Stracciatella”.

Otro aspecto que cabe destacar es que la burrata siempre se presenta en forma de pequeños sacos mientras que la mozarella se presenta en varios formatos, desde bolas de diferentes tamaños a bloques rectangulares.

¿Cómo consumirlas?

Por último, queremos recomendarte las mejores formas de consumir cada uno de estos quesos. Mientras que la burrata es mejor comerla sola con un poco de aceite de oliva la mozarella es ideal para diversos platos como las ensaladas, platos de pasta o las pizzas.

 

La mozarella y la burrata