Ideas para preparar tus tostas con queso para el desayuno o el brunch

Ideas para preparar tus tostas con queso para el desayuno o el brunch

Hoy te damos unas ideas para que prepares tus propias tostas con queso, ideales tanto para el desayuno como para el brunch o merienda. Todas ellas están hechas con ingredientes sencillos, tanto dulces como salados. Sírvete de inspiración para crear las tuyas o para preparar alguna de estas que te presentamos a continuación.

Tosta de queso crema, mermelada de arandanos y rodajas de platano

Ideal para el desayuno. Con tu pan tostado, unta sobre este un poco de queso crema y añádele mermelada de arandanos (puedes prepararla tú o comprarla ya hecha). Es el momento entonces de agregarle la fruta. En este caso, puedes optar por añadirle unas moras y unas finas rodajas de plátano. La combinación de frutas y sabores la pones tú. Puedes jugar con frutas de temporada, o hacer diferentes mezclas de sabores. Para finalizar la tosta, espolvorea un poco de cacao en polvo

Tosta de queso camembert con tomate y jamón

Si no sabes que picotear y te quieres preparar un brunch apetitoso, escoge tu pan favorito y tuesta unas rebanadas. Frota ligeramente un ajo pelado sobre las rebanadas y añádele el queso de untar. Corta unas rodajas finas de tomate y ponlas sobre el queso. También añade unas lonchas de jamón. Para finalizar, puedes añadirle un poco de pimienta negra al gusto.

Tosta con queso de cabra, miel y nueces

La mezcla de sabores nos parece espectacular. Muy sencillo: como en las demás preparaciones, coge tu pan tostado favorito y añádele, en este caso, queso de cabra para untar. Ponle un poco de miel, pero no demasiada, y sobre esto espolvorea unos trozos de nueces.

Tosta con mozzarella, huevos revueltos y bacon

Dándole un toque americano a tu desayuno, prepara unos huevos revueltos. También puedes prepararlo como una tortilla a la francesa. Sobre un trozo de mozzarella fresca añade una parte de los huevos rellenos o de la tortilla y coronalo con un trocito de bacón

Como ves, hay mil ideas para hacer de tus desayunos o brunch algo original. Prueba a hacer las tuyas, experimenta y arriésgate con sabores distintos. ¡Para que digan que la cocina no es divertida!