Berenjenas gratinadas

Berenjenas gratinadas

Éste es uno de los platos más sencillos que os vais a encontrar, con una deliciosa gama de sabores y el gratinado del queso que es absolutamente sensacional.

En muy poco tiempo podéis tenerlo listo, el nivel de dificultad es mínimo y lo único que hay que hacer es estar pendiente del horno para que adquiera el dorado justo del gratinado sin llegar a quemarse ni tostarse en exceso.

Ingredientes:

  • 3 berenjenas
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 250 g de carne de ternera picada
  • 200 g de tomate frito
  • 2 bolas de mozzarella Flor de Burgos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es lavar las berenjenas y cortarlas por la mitad. Para que pierda la acidez hay que echarle la sal por encima, ponerla en un escurridor y dejar que vayan sudando poco a poco. Déjalo durante unos 10 a 15 minutos.

Hacer pequeñas incisiones en la pulpa, rociarlas con aceite de oliva y añadir sal. Asar 30 minutos a 200º C. Dejarlas templar y retirar la pulpa sin romper la piel.

Pelar la cebolla, la zanahoria y el diente de ajo. Rehogarlo con un poco de aceite y sal. Dorar ligeramente las verduras y añadir la carne. Rehogarlo y añadir el tomate y la pulpa picada. Cocerlo a fuego lento 30 minutos.

Rellenar las berenjenas con las verduras y la ternera. Cortamos la mozzarella Flor de Burgos en láminas y la colocamos encima de las berenjenas cubriendo por completo la superficie.

Precalentar el horno a 180ºC y colocar las berenjenas en una fuente especial para horno, introducir y gratinar durante al menos 15 minutos. Estando pendientes para que no se quemen. Servirlo muy caliente.

Se puede decorar con unas hojas de albahaca fresca por encima o con orégano, además de dar sabor da un aroma delicioso.